KEES VAN DONGEN

Pintor

© collection Gilbert Hamel
© Gilbert Hamel - Ville de Deauville

El "rey" de las Planches

Durante el verano 1913, Van Dongen y su familia pasaron su primer verano en Deauville. Durante los locos años veinte, el artista descubrió y adoptó la ciudad balnearia. Se podía encontrarle viendo las carreras, en la playa y al Bar du Soleil. Su silueta alargada, su barba blanca y su pipa le rindieron muy reconocible entre las personalidades de la ciudad.

Kees Van Dongen nació en Holanda y se estableció definitivamente en Paris en 1900. En 1905, como estaba amigo de Derain y Vlaminck, siguió las aventuras de los pintores del Fovismo. Se instaló en Montmartre, en el Bateau-Lavoir y se juntó a la banda de Picasso, con Salmon, Apollinaire, Dorgelès, y Mac Orlan. Sus retratos le hicieron famoso y lanzaron una serie de pedidos. Fue justamente un pedido de retrato de un armador de Le Havre que atrajo al artista en la cuesta normandas hacia 1910.
Durante sus primeras estancias en Deauville, Van Dongen trabajó con el diseñador de moda Paul Poiret sobre un libro simplemente titulado "Deauville". Paul Poiret escribió los textos mientras Van Dongen se encargó de las ilustraciones de acuarela representando el casino, La Potinière, las carreras, la playa y las damas elegantes. Una primera serie de acuarelas fue exhibida en Paris en 1920. "Deauville", un libro muy buscado por los coleccionistas, fue publicado en 1931, con una segunda serie de acuarelas realizadas en 1929. En marzo 1921, Van Dongen ilustró otra vez su mirada sobre Deauville en una exhibición en la galería Bernheim-Jeune de 84 pinturas. Después de la guerra, en 1947, volvió en Deauville donde se volvió una de las figuras principales de la ciudad. Fue fotografiado a menudo para revistas mundanas. En 1955, realizó un cartel para el "Gala Blanco" y después, un cartel turístico para promover Deauville. Al principio de los años 60, cuando tenía más de 80 años, Van Dongen volvió cada año en Deauville, e se instaló en el Hotel Normandy donde su nombre figuró en los registros hasta 1963.

Van Dongen es un lento indolente con ojos brillantes. Si tenía que bautizarlo, le llamaría "Zigomar" o "Glouglou"…
Jacques Henri Lartigue, diario, febrero  1923

En Le Havre, un armador de origen holandesa quería que haga su retrato. Me fui en su casa, hice su retrato y después me fui a pasear por la cuesta, que era muy linda, en Honfleur, Trouville. Deauville me vino como anillo al dedo. Había mi clientela y parecía a Holanda. Debido a la luz.
Van Dongen.
Entrevista con Henri Perruchot, Les Nouvelles littéraires, artistiques et scientifiques, 7 de agosto 1958