WILLY RIZZO

Fotógrafo

© Sandrine Boyer
© Willy Rizzo

1949: Reportaje de Willy Rizzo en Deauville

Por primera vez desde la guerra, los jugadores, los actores, la atmosfera y el decorado renovado del casino fueron fotografiados por voluntad de François André, director de los hoteles y del casino de Deauville, con objeto de modernizar la imagen del casino. Como para añadir un toque glamoroso al ambiente, se organizó una cita mundial, el Rallye nautique du Pavillon d’Or (Rali náutico del pabellón de oro), atendido por muchas celebridades: Heddy Lamar, George Raft, Sophie Desmarets, Ludmilla Tchérina, Tilda Thamar, Vincent Scotto, Serge Reggiani, Albert, el primer maître del hotel Maxim’s, Jane Wyman, Lord Rothschild… Setenta y dos yates venidos de todo el mundo aportaron una dimensión deportiva y festiva a la ciudad. Desde las Planches donde las mujeres llevaban sus trajes de baño con armaduras y mostraban sus piernas caminando por la playa, y donde los parasoles parecían formar un bosque multicolor, hasta el Le Bar du Soleil, Le Ciro’s, Chez Carpentier, Le Grill du Casino, Les Ambassadeurs, Le Brummell, las risas resonaban, las conversaciones se hacían alegras, y el buen humor reinaba. Fue esta atmosfera muy particular que impresionó a Willy Rizzo, invitado por unos amigos, los hermanos Kessel, para pasar algunos días en Deauville. Con su 6x6 fotografió la ciudad con la fogosidad de sus 21 años y una mirada de experto. Sus fotografías, realizadas cinco años después del Desembarco aliado, fueron las primeras fotos que Deauville publicó desde la guerra. Willy Rizzo era entonces uno de los fotógrafos más talentosos del nuevo Paris Match, y rápidamente se convirtió en una leyenda del fotoperiodismo. En 1960, después de una larga carrera con Paris Match, divino director artístico de Marie-Claire y colaboró con las mayores revistas de moda, incluso Vogue.