JEAN PATOU

Creador de alta costura

El hombre chic de las "Planches"

Jean Patou dejó su marca en el mundo francés e internacional de la moda. Vanguardista, trabajador arduo y siempre de prisa, desarrolló un estilo y una empresa única.

Su estilo intemporal, que asocia con habilidad los estilos chic y relajado, de mañana y de noche, se exprimió a través de una moda para todas edades que reflejaba una modernidad absoluta, a la imagen de su propia vida. Su empresa conoció un gran y rápido éxito desde su creación y empezó a dirigirse, en los años 1924, a una clientela cosmopolita. En América, le llamaban “el hombre más elegante de Europa”.

Tenía el sentido del marketing antes de la época. Lanzó el primer aceite solar, el “huile de Chaldée”, en 1927. También creó muchos perfumes, incluso Joy, que divino rápidamente un perfume mítico. Fue el primero en organizar desfiles espectáculo y en contratar modelos americanos para desfilar en Francia.

En 1924, Patou abrió en Deauville una sucursal de su establecimiento de costura parisina. “Le pavillon des bains”, tienda efémera ubicada frente al mar, solo abrió durante la temporada alta. Famosa gracias a su creador y a su escaparate, presentaba una moda deportiva y autorizaba una nueva libertad de movimientos.

Patou era un habitual del casino de Deauville, donde su presencia silenciosa delante de las mesas de juegos, en compañía de André Citroën y Charles Hennessy, era un placer para las crónicas mundanas. Llegaba a menudo desde París conduciendo su coche de deporte lujoso, una Farman descapotable que manejaba con gantes y casco de cuero. En Deauville, estaba siempre en la terraza del "Bar du Soleil", en pantalón de gabardina clara, zapatos bicolores, camisa blanca y corbata rayada bajo un simple cárdigan de cachemira. Encarnó una versión masculina del “sportswear” que él y sus asociados crearon al comienzo de los años ‘20.