Meyer

Fotógrafo

© Meyer
© Sandrine Boyer Engel

Invitado del festival Planche(s) Contact en 2015

Originario de Nimes, Meyer exploró a fundo las plazas de toros y los rituales de la corrida, bajo el sol del sur de Francia. Tras haber fotografiado a los hombres y toros desde cerca, empezó a tomar fotos desde el punto más alto de la plaza y a multiplicar las figuras a través de fotomontajes sorprendentes y únicos. Es con esta visión y esta nueva pasión para la realidad reconstruida que Meyer descubrió y reconstrujo la Copa de Oro de polo de Deauville, creada en 1950, en una ciudad donde este deporte está practicado desde 1865.

"Para esta edición 2015 de residencia en Deauville, quería proponer un proyecto en el tema del caballo, y precisamente sobre el mundo del polo. Pienso que este tema podría ser la oportunidad ideal para tratar de un elemento esencial de la ciudad de manera diferente, a través de una fotografía contemporánea y lúdica. Hoy en día es aceptable que una sola fotografía sea compuesta por varias realidades, lo que aumenta la ambigüedad entre la fotografía y la realidad. Podemos imaginar una serie de imágenes, composiciones que asocian varios momentos de un partido deportivo: aparecen como suspendidos en un desorden aparente que todavía no sabe nada sobre el futuro ni sobre el resultado.

El objetivo aquí es jugar con las preguntas metafísicas y proponer una fotografía lúdica y fantástica, para poner el polo al revés de alguna manera. De otra parte, quiero también tratar el tema del caballo de manera más general, celebrar su belleza y el imaginario que produce. Como explica François Cheval: “al proceso fotográfico le gusta nada más que el imprevisto, el accidente. La pertinencia del objeto fotográfico solo se adquiere por la capacidad del fotógrafo de alejarse de lo esperado y los presupuestos iniciales"– Meyer-

Fotorreportero de la nueva generación, Meyer es un miembro fundador del colectivo Tendance Floue que pone el acento sobre el aspecto social y humanista de los reportajes. Como reportero, Meyer fotografió la ciudad de Deauville para la revista Le Pélerin en octubre 2012.

Meyer utiliza la fotografía para confrontarse con una realidad fugaz. Su visión de los territorios ocupados de Palestina fue publicada en una serie de once imágenes silenciosas y atormentadas. A partir de 2003, y durante cinco años, el artista siguió el camino del Cine Digital Ambulante en África del oeste y fotografió el encuentro improbable entre el cine africano y su público. A partir de este trabajo, produjo la serie Mon frère lumière (Mi hermano luz), capturando las caras de los espectadores durante las proyecciones de cine. Después, empezó a practicar el fotomontaje. Realizó los Portraits décalés (Retratos desfasados) en Mali, una invitación fotográfica al viaje. En cada imagen, el desfase entre el personaje y su ámbito, un paisaje a veces capturado a miles de kilómetros de Bamako, lleva su propia poesía.

2012- Invitado en residencia fotográfica en Madrid por Cobertura Foto, el artista empezó un trabajo considerable sobre el mundo de la corrida. 2011- Publicación del libro Dans le cinema, l’enfant spectateur (En el cine, los niños espectadores), una coedición L’Alhambra Ciné Marseille y Tendance Floue. 2010- La serie Portraits décalés (Retratos desfasados) fue presentada al festival Head On en Australia. 2007- 3º Prix del World Press Foto (categoría Arte y espectáculos) para la serie Mon frère Lumière (Mi hermano luz). 2006- La serie Mon frère lumière fue presentada en los Rencontres d'Arles. 2005- Exhibición de la serie Putain de maïeutique camarguaise en los Rencontres d'Arles. 2002- Exhibición de la serie Palestina en la Maison europénne de la photographie de París. La serie fue premiada por el Prix spécial du Jury Paris Match.