Wang Lin

Fotógrafa

© Wang Lin
© Sandrine Boyer Engel

Invitada del festival Planche(s) Contact en 2015

Wang Lin es una ex azafata de vuelo que hoy en Deauville sigue trabajando, a través de su obra fotógrafica, sobre la búsqueda de identidad empezada hace muchos años. Entre panoramas frontales, obras que parecen las de un documentario y escenarios conceptuales y poéticos, Wang Lin lleva su nueva perspectiva sobre el aeropuerto Deauville-Normandie.

Wang Lin nació en 1973 en Tianjin y fue contratada por Hainan Airline como azafata de vuelo en 1992, cuando solo tenía 19 años. Diez años después, dimitió para integrar la Academia de Bellas Artes de Pekín y estudiar fotografía. Titulada en 2005, empezó a trabajar con Okay Airline, lo que le permitió, durante cinco años, asociar sus dos pasiones: el vuelo y la fotografía. Su serie documentaria sobre la vida de las azafatas fue exhibida y recibió mucha atención en internet. Este éxito condujo a su despido por su empleador y a un juicio que perdió.

Hoy, Wang Lin se dedica totalmente a su creación fotográfica. Su trabajo es autobiográfico. Concentrada en la búsqueda de su identidad, Wang Lin se muestra a través de una serie de autorretratos en paisajes imaginarios. Sus recientes investigaciones la conducen a representarse como una azafata somnámbula en un aeropuerto abandonado de Tianjin, su ciudad natal. En esta manera, la artista ilustra una metáfora de la China moderna, dominada por el virus de la construcción y de la renovación.

En su búsqueda identitaria y personal, Wang Lin quiere seguir en Deauville el trabajo empezado en Tianjin con su serie Stray Tulips (Los tulipanes perdidos), tomando fotos del aeropuerto de Deauville-Normandie. Allí, entre imágenes frontales que parecen las de un documentario y escenarios conceptuales, la artista quiere aportar su sensibilidad de fotógrafa y ex azafata de vuelo a su trabajo de autoretratista y presentar una visión inédita del aeropuerto de Deauville.