ROSELLA HIGHTOWER

Bailarina

Bailarina estrella de los veranos en Deauville en los años ‘50

Rosella Hightower nació en 1920 en Oklahoma y llegó en Francia después de la guerra bajo la invitación del Marqués de Cuévas, cuyo Ballet integró en 1947.

Alta y viva, se hizo la bailarina estrella de la compañía durante 15 años gracias a una técnica increíble. Fue aclamada por la prensa: “desafía la gravedad y sus ralentí extremos donde parece volver hacia sus huellas cortarían el respiro del espectador más hastiado. Baila como se debe, con amor y alegría”.

A partir de 1949, la compañía del Marqués de Cuévas fue invitada por François André, el director de los casinos de Deauville y Cannes para participar cada año en la temporada veranea del casino de Deauville, y la temporada invernal del casino de Cannes. Cada verano en Deauville, la compañía presentó 8 galas coreográficas. La aventura se acabó en 1962 con la disolución de los Ballets del Marqués de Cuévas después de su muerte.

Rosella Hightower bailó una última vez en Deauville el 12 de agosto 1961 durante una cena de gala organizada por Le Figaro. Esta noche, interpretó un Pas de deux con un joven tránsfugo de Kírov que, el 16 de junio, pidió el asilo político a Francia al aeropuerto de París Le Bourget: Rudolph Noureev.

En 1962, esta bailarina creó la Escuela Superiora de Baile de Cannes, primera gran escuela privada de formación coreográfica. El 24 de enero 2005, Renaud Donnedieu de Vabres la premió por las insignias de “Commandeur de la Légion d’Honneur”. Falleció el 3 de noviembre 2008 en Cannes.