> Menú
  • > Una entrada suntuosa
  • > Encuentro e intercambio, motores del proyecto
  • > La "grande galerie": un recorrido digital
  • > Cuando el visitante es el protagonista
  • > Los universos de las "Franciscaines"
© Moatti et Rivière
X Cerrar
Una entrada suntuosa

Las Franciscaines serán accesibles por un portal monumental que rodea la puerta de entrada de la actual capilla, subrayando sus altorrelieves, columnas y dovelas. Un gesto arquitectónico particularmente expresivo, símbolo de una nueva realidad urbana. Una entrada rodeada de naturaleza y un escalón de piedra delante del gran portal constituyen el acceso al patio, un lugar de exposición exterior que decora el espacio urbano. El proyecto se incorpora en el patrimonio que este lugar posee renovando el convento inicial, el edificio Saint Joseph y el edificio Biesta-Monrival. La estructura es completada por un área que conecta el edificio Biesta-Monrival al convento inicial: una galería en dos niveles, iluminada por una luz cenital, acoge las salas de exposición dedicadas a las obras de André Hambourg.

© Moatti et Rivière
X Cerrar
Encuentro e intercambio, motores del proyecto

Dos cortes cuadradas de 400m2 constituyen el corazón del proyecto: las cortes del claustro y de la sala de exposición temporal. Las dos están cubiertas por unas vidrieras idénticas con sofitos diferentes.
La primera – encima del claustro – filtra la luz. En el sofito: una estampa sobre un microsorber, un material fonoabsorbente. La segunda – la de la sala de exposición temporal – filtra la luz por unos listones blancos que constituyen un brise-soleil. Una iluminación ideal para la contemplación de las obras.
Estas cortes son las dos almas del mismo objetivo: favorecer el encuentro y el intercambio.

© Moatti et Rivière
X Cerrar
La "grande galerie": un recorrido digital

Tras cruzar el “Haut-Portail”, se accede a la “Grande Galerie”, una entrada monumental. Un recorrido digital en movimiento de 10 metros de alto, abierto en las salas de los universos temáticos. Este recorrido único lleva cada visitante hacia el claustro por un lado –dando acceso a la boutique, a la recepción, a la cafetería, a la sala de exposición temporal y a los universos específicos – y por el otro lado a las conexiones verticales que llevan a los universos temáticos y a las galerías de exposición de las obras de André Hambourg.

Esta alta perspectiva representa la ambición digital del centro y constituye un panorama de recursos multimedia animados en los universos temáticos, conectados entre ellos por unos pasillos.

© Naïade Plante
X Cerrar
Cuando el visitante es el protagonista

Se movilizaron todos recursos para que el público viva unas experiencias diferentes a lo largo de la visita. Una diversidad representada por el estilo de exposición de las colecciones, la valorización de este lugar, el papel de las imágenes, la interactividad y la experiencia de la “Grande Galerie”, que se convierte en un lugar en el que los recursos digitales de cada universo temático se ponen en común.

Arquitectura y escenografía se entremezclan ofreciendo una experiencia increíble, que cada visitante puede elegir en toda libertad, en la que imágenes, sonidos, obras y espacios se unen.

X Cerrar
Los universos de las "Franciscaines"

Las Franciscaines acogen en su convento, en el que los suelos han sido demolidos, unos universos temáticos, que están interconectados a través de la falla vertical que constituye la “Grande Galerie”.
- 1er Piso: “Patrimonio de Deauville”, “Explorar el mundo”, y “El caballo”
- 2° piso : “Salud y bienestar” y “Música, cine y espectáculo”

Cada uno de los cinco temas posee su color, su tonalidad y sus características escenográficas.