Augustin Dumay

Músico

La crítica internacional compara a Augustin Dumay a los grandes violinistas del siglo 20, describiéndolo como un "estilista de gran clásico", como confirmado por sus destacadas grabaciones para Deutsche Grammophon: las sonatas completas de Beethoven con María João Pires “que se clasifican al mismo nivel que Grumiaux-Haskil, Menuhin-Kempff, o Perlman-Ashkenazy” (International Piano), los tríos de Brahms en que “la herencia de Milstein parece maravillosamente evidente en la manera de tocar de Dumay” (Gramophone), y los conciertos de Mozart con la Camerata Salzburg, “sin exagerar una de las más bonitas grabaciones de conciertos para violín de Mozart jamás realizadas” (Classic CD), cuando “se demostró un maravilloso interprete de Mozart, como ya fueron Stern o Grumiaux” (Classica).

Al comienzo, Augustin Dumay se reveló al público tocando con Herbert von Karajan, en sus conciertos con la Orquesta filarmónica de Berlín y sus grabaciones para EMI (conciertos de Félix Mendelssohn, Piotr Llitch Tchaïkovski, Camille Saint-Saëns, Edouard Lalo). Luego, se exhibió con regularidad con las mejores orquestas del mundo - Berliner Philharmoniker, National de France, Japan Philharmonic, English Chamber, London Symphony, London Philharmonic, Royal Philharmonic, Royal Concertgebouw Amsterdam, Los Angeles Philharmonic, Symphonique de Montréal, Suisse Romande, Mahler Chamber, Bayerischer Rundfunk entre otras – bajo la dirección de los más grandes directores de orquesta actuales como Sir Colin Davis, Christoph von Dohnanyi, Seiji Ozawa, Gennadi Rozhdestvensky, Wolfgang Sawallisch, Daniel Harding, Armin Jordan, Kurt Masur, Eliahu Inbal, Emmanuel Krivine, Rafael Kubelík, Igor Markevitch, Charles Dutoit, Iván Fischer, Frans Brüggen, Kent Nagano, Kurt Sanderling, Evgeny Svetlanov, Alan Gilbert, Dennis Russell Davies, Andrew Davis, Stéphane Denève, Eivind Gullberg Jensen, Jukka-Pekka Saraste, Yuri Temirkanov, David Zinman, Alain Altinoglu o Robin Ticciati.

En paralelo a su carrera de violinista, el artista ha sido trabajando intensamente como director de orquesta en los último diez años. Es constantemente invitado para dirigir orquestas como la English Chamber Orchestra, la New Jersey Symphony Orchestra o la Sinfonia Varsovia. Desde 2003, es el director musical de la Real orquesta de cámara de Valonia y fue nombrado en 2011 director musical del Kansai Philharmonic Orchestra (Osaka, Japón). En 2015, bajo su dirección, una gira europea llevó el KPO por primera vez en Alemania (Tonhalle Düsseldorf y Mozartfest Würzburg), en Suiza y en Italia.

Desde 2004, Augustin Dumay es maestro en residencia en la Chapelle Musicale Reine Elisabeth (Bruselas), donde le enseña a algunos violinistas de muy alto nivel, la mayoría laureados de importantes concursos internacionales.

Su discografía – acerca de cuarenta grabaciones, la mayoría recompensadas por premios prestigiosos (Gramophone Awards, Audiophile Audition, Preis der deutschen Schallplattenkritik, Grand Prix du Disque, The Record Academy Award) – está disponible bajo Warner, Deutsche Grammophon y Onyx Classics.

Para Onyx, el artista grabó dos álbumes como director de la Kansai Philharmonic Orchestra, y, con el pianista Louis Lortie, los álbumes “Franck & Strauss Violin Sonatas”.

Un álbum publicado en mayo 2015 presenta tres aspectos de su vida de músico – solista, director de orquesta y músico de cámara – con el concierto para violín y la sinfonía n.8 de Beethoven, así como el sexteto de cuerdas n°1 de Brahms. Su próxima grabación será dedicada al concierto n.2 de Béla Bartók con la Orchestre symphonique de Montréal. En colaboración con María João Pires y Emmanuel Krivine, patrocinó la creación del Festival de Pascua y siguió participando en este acontecimiento.