Yul Brynner

Fotógrafo y actor

© Yul Brynner

25 veranos en Deauville

Con su cráneo liso y su mirada sombra como terciopelo, Yul Brynner fue una figura notable del cine de los años 50/70. El actor cosmopolita, cuya popularidad fue debida a películas como Los Siete Magníficos, y Los Diez Mandamientos, siempre mantuvo su interés para Francia, donde vivió desde 1934 hasta 1941. Al principio de los años 60, después del rodaje de Le Testament d’Orphée dirigido por Jean Cocteau, compró una casa solariega, Le Manoir de Cricquebeuf, en Bonnebosq, en la región del Pays d’Auge, a unos veinte kilómetros de Deauville. En esta misma época se apasionó para la fotografía.

Durante más de 25 años, la proximidad de su hogar de verano con la ciudad de las “Planches” hizo de Yul Brynner, acompañado por Doris, su segunda esposa, una personalidad muy presente en Deauville. Como fotógrafo, se inspiró de la abundancia de actividades y acontecimientos de los veranos en Deauville, de los cuales fue actor y testigo privilegiado. Desde 1959 hasta 1982, nunca perdió ocasión de realizar retratos increíbles, o fotos del ambiente de los rodajes. Cómplice amigo de Henri Cartier-Bresson y Jacques Henri Lartigue, inmortalizó con su Leica, los momentos notables del verano: Françoise Sagan y Sophie Litvak viendo las carreras (1961), Elie de Rothschild jugando al polo… el rodaje de ¿Le gusta Brahms?, película dirigida por Otto Preminger con Ingrid Bergman, Athony Perkins e Yves Montand.

Yul Brynner fue testigo de la creación del Festival del Cine Americano, en cuya cuarta edición recibió un homenaje, en 1980, cuando su nombre fue atribuido a una cabina del paseo de las "Planches".