TRISTAN BERNARD

Escritor

Terriblemente ocupado

Tristan Bernard fue un novelista y autor de teatro conocido para sus piezas humorísticas y sus definiciones maliciosas de crucigrama. En julio de 1912, fue invitado en Deauville para la inauguración del Hotel Normandy y del nuevo casino. Esta estancia fue la primera de muchas otras.

Durante 35 años, fue una figura del verano en Deauville. Su silueta rolliza y su larga barba hicieron la felicidad de los caricaturistas. En 1912, Sem le representó, mientras que nadaba en el mar y su barba flotaba a la superficie. Bernard opinaba que la playa de Deauville estaba tan vasta y el mar tan lejos en marea baja que pronunció esta frase: “!Deauville, cerca de París, pero lejos del mar!”. En 1919, relató su estancia a su amigo Pic: “Llevo en Deauville una existencia calma pero terriblemente ocupada. Me acuesto a la aurora y me despierto a las doce menos diez. El esplendor del sol a mediodía es un espectáculo que todo hombre de al menos un poco de virtud tiene que contemplar cuando se despierte. Pues, mientras una multitud se da prisa para ir a la playa, me abandono a la tranquilidad de las aguas de mi bañera… A la Potinière ahora, no se trata de holgazanear. Se necesita saludar a un montón de amigos y conocidos que no se habían visto desde la noche pasada y que no se verán antes de dos largas horas al hipódromo. Luego, la pregunta más preocupante es: comer. ¿Dónde vamos para comer?...”
El 15 de agosto 1948, ocho meses después de su fallecimiento, Deauville inauguró una calle con su nombre, situada entre el Hotel Royal y el Point de Vue.